«La verdadera locura quizá no sea otra cosa que la sabiduría misma que, cansada de descubrir las vergüenzas del mundo, ha tomado la inteligente resolución de volverse loca.»
Torcuato Luca de Tena en Los renglones torcidos de Dios

domingo, 11 de enero de 2015

La biblioteca secreta, de Haruki Murakami


Ficha técnica
Título: La biblioteca secreta (Fushigina Toshokan)
Autor: Haruki Murakami
Ilustraciones: Kat Menschik
Traducción: Lourdes Porta
Editorial: Libros del Zorro Rojo
Año de publicación del original: 1990
Primera edición en español: noviembre de 2014
Género: relato, fantasía, ilustrado
Páginas: 63
ISBN: 978-84-942918-0-7

Sobre el autor
Haruki Murakami es quizá uno de los autores japoneses más conocidos en Occidente y, pese a que aún se le resiste el Nobel -aunque suele sonar todos los años en las quinielas de estos premios-, ha cosechado prestigiosos premios tanto dentro como fuera del país nipón. Gran admirador de la cultura occidental, suele introducir elementos de la misma en sus historias de ficción, en las que la fantasía siempre está presente mezclada con realidad, en una suerte de realismo mágico (si se puede llamar así) que va más allá. Algunos de sus libros de ficción más conocidos son Tokio Blues (Norwegian Wood), 1Q84 y Kafka en la orilla. Sauce ciego, mujer dormida es un compendio de relatos basados en los mismos elementos que sus obras más extensas, y dentro de la misma colección que La biblioteca secreta se encuentra su relato Sueño.

Sobre la ilustradora
Kat Menschik es ilustradora habitual de Murakami, ya que, además de La biblioteca secreta, ha ilustrado los relatos Sueño y Die Bäkereiüberfälle (Asalto a panaderías, todavía no publicado en español). También trabaja en la edición dominical del periódico alemán Frankfurter Allgemaine Zeitung.

Sobre la traductora
Lourdes Porta es profesora de japonés en la Escuela Oficial de Idiomas de Barcelona desde 1993 y ha sido traductora habitual de Haruki Murakami, excepto por periodos en los que lo fue Gabriel Álvarez (que la relevó en los últimos libros publicados por Tusquets). También ha traducido al español libros de Akiyuki Nasaka (La tumba de las luciérnagas/Las algas americanas, Acantilado) u Ogai Mori (El ganso salvaje, Acantilado).

Argumento
En este relato, escrito en primera persona, nos ponemos en la piel de un joven que acude a la biblioteca municipal, a la que va con asiduidad, a devolver dos libros y curiosear entre las estanterías para saciar su curiosidad sobre la recaudación de impuestos en el Imperio Otomano. Sin embargo, la sala que la bibliotecaria le indica, la 107, esconde secretos que no podría haber imaginado que se encontrarían en las entrañas de una biblioteca municipal, como un extraño y furibundo señor que le proporciona los libros necesarios para saciar su curiosidad, un laberinto que le lleva a un lugar que parece conectar con otros mundos, un hombre-oveja sobre el que el extraño señor parece tener algún poder y al que le encantan los donuts, una bella muchacha muda y una desagradable sorpresa. Y su madre esperándole en casa, ¿se habrá acordado de darle de comer a su estornino? ¿O habrá perdido la cabeza pensando que se lo habrá comido un perro negro gigante?

Crítica
Una vez más, Murakami convierte un relato que comienza de manera realista en un cuento lleno de fantasía agobiante, con elementos fantásticos y símbolos que el lector puede interpretar según avanza la historia, y donde se trata el tema de la soledad y la pérdida. Una historia en la que al final ni el protagonista sabe qué ha pasado en realidad y qué no, en que termina dudando de su cordura, ya que solo pequeños elementos que él puede identificar le demuestran que lo que ha pasado no han sido imaginaciones suyas. Un relato muy en la línea de la literatura más característica del autor, ilustrado magníficamente por Kat Menschik (quizá lo más interesante de estas ediciones de Zorro Rojo).

Te gustará si te gustan los libros más característicos de ficción de este autor, como Kafka en la orilla o La caza del carnero salvaje, ya que no se sale de esa línea de realismo que se convierte en fantasía (a veces pesadillesca). Si piensas que Murakami es un autor sobrevalorado, La biblioteca secreta no hará que cambies de opinión, pero las ilustraciones te enamorarán igualmente.

Una reseña de Bea Lara

No hay comentarios:

Publicar un comentario