«La verdadera locura quizá no sea otra cosa que la sabiduría misma que, cansada de descubrir las vergüenzas del mundo, ha tomado la inteligente resolución de volverse loca.»
Torcuato Luca de Tena en Los renglones torcidos de Dios

viernes, 19 de septiembre de 2014

Peor habría sido tener que trabajar... sin duda alguna

 

"Gracias a Cebrián, ahora he cumplido mi sueño: ser un gigoló y que me mantenga mi mujer."

Con esta ironía se resigna José Txetxo Yoldi a su suerte de ser uno de los afectados por el famoso ERE de El País. Pero antes de ser víctima de las gestiones laborales del Grupo PRISA, Txetxo Yoldi fue uno de los más reputados periodistas de tribunales y sobre terrorismo en España. Fue el periodista que, entre otras muchas cosas, consiguió en exclusiva acceder al sumario del caso sobre el 23-F, y también quien denunció que Carlos Dívar, (ex) presidente del Tribunal Supremo y del Consejo General del Poder Judicial, malversaba fondos públicos para viajes privados.

Una vida informando de temas judiciales da para muchas anécdotas, y algunas de estas se recogen en Peor habría sido tener que trabajar, un divertido libro en el que los entresijos de la profesión periodística se entremezclan con divertidas situaciones que Yoldi ha vivido en primera persona y que narra con mucho humor.
 
 
Ayer (19/09/2014) se presentó este libro, editado por los amigos de Libros.com, en el Café Comercial, con un lleno absoluto en el que se pudo ver a algunas de las caras más conocidas de los tribunales, como el juez Garzón o el juez Ruz, junto a otras caras conocidas como los chicos de la Revista Mongolia. Un lleno hasta la bandera en una tarde lluviosa madrileña tan típica del otoño que se acerca.
 
 
La presentación fue presidida por el propio Txetxo Yoldi, muy bien acompañado por su ex compañera de redacción Luz Sánchez-Mellado (Sánchez-Reacciones la llamaban en la redacción de El País, según contó Txetxo, y los profesionales del periodismo pueden imaginarse por qué) y su gran amigo Jesús Rivasés, director de la revista Tiempo (con el que compartió anécdotas de universidad que ayer se contaron y que se comentan en el libro). El acto lo introdujo  el también periodista Carlos de Vega, que también ha publicado con Libros.com.
 
 
Fue un acto muy divertido y entrañable que abrió Carlos de Vega presentando a Yoldi y que continuó Rivasés leyendo un largo, irónico e hilarante poema sobre la historia de cómo surgió Peor habría sido tener que trabajar que hizo las delicias de los presentes y que fue seguido de un estruendoso aplauso. Después, Sánchez-Mellado recordó su época como becaria en El País y cómo Yoldi hacía vibrar a la redacción con sus exclusivas. También recordó la afición de Txetxo a recuperar palabras poco conocidas del diccionario español, y se vivieron momentos muy graciosos a partir de esta anécdota.
 
 
Txetxo Yoldi calificó a sus compañeros de mesa de "cabrones" con mucho humor cuando llegó su turno, porque le sacaron los colores de todas las formas posibles recordando cosas de su pasado, y les pagó con la misma moneda. El público estaba encantado, sin duda, riendo con ganas. Después, pasó a la firma de libros, donde nadie quiso irse sin su ejemplar firmado, y hasta el mismísimo juez Ruz hizo cola para que Yoldi rubricara su ejemplar.
 
 
Nuestro ejemplar firmado, por supuesto.
Aquí podéis ver el álbum completo de fotos (y jugar al ¿Quién es quién?).
 
El mes que viene Txetxo Yoldi presentará su primera novela de ficción, y Starbooks intentará estar ahí para contároslo.
 
Una crónica de Rubén Martín y Bea Lara.

No hay comentarios:

Publicar un comentario