«La verdadera locura quizá no sea otra cosa que la sabiduría misma que, cansada de descubrir las vergüenzas del mundo, ha tomado la inteligente resolución de volverse loca.»
Torcuato Luca de Tena en Los renglones torcidos de Dios

viernes, 13 de junio de 2014

Libros.com: editorial por crowdfunding



Suele ser habitual que cuando alguien pone en marcha un proyecto es porque algo no le convence ni satisface. Esa es la motivación de las cinco personas que, desde tres ciudades distintas de Europa, mantienen Libros.com desde 2011 como una alternativa a la edición literaria tradicional. Ante un mercado demasiado tradicional y lento, pretenden dar valor añadido a los autores, eliminar el concepto de editorial conservadora y abusona, e implicar a los lectores en el proceso. Afirman aunar los recursos de una editorial (a pequeña escala) con la libertad de la autoedición.

Desde la sede en Berlín actúan Roberto Pérez (fundador y director), Marina Alonso (editora) y Álvaro López (maquetador); desde Rovaniemi, Finlandia, Julián Amorrich (fundador y director de operaciones); desde Madrid, Miguel A. García (comunicación). Un equipo compacto en el que todos hacen de todo. Cuentan también con colaboradores externos en labores de maquetación y corrección, cuya retribución marca la editorial en función de lo recaudado.

Roberto Pérez y Miguel A. García en la presentación de libros.com el pasado 26 de mayo, 
en Madrid International Lab.

Lo que comenzó como una comunidad de aficionados a la lectura, con goodreads.com como modelo, ha terminado siendo una editorial basada en el micromecenazgo. Uno de los principales espaldarazos recibidos en su aún corta andadura fue en 2012, cuando Lorenzo Silva, que meses después recibiría el Premio Planeta, se prestó a lanzar con ellos un libro recopilatorio de los artículos de su blog. El gran éxito cosechado y la repercusión obtenida en los medios de comunicación les llevó a una decisión difícil de tomar: eliminaron la red social del proyecto. Los 30.000 usuarios inscritos eran un buen caldo de cultivo, pero la red resultaba complicada de mantener y no le sacaban beneficio. Sin embargo, la impresión de libros dio resultado desde el primer día, por lo que optaron por pasar de una impresión marginal de un libro cada dos meses a ser de lleno una editorial. 

El funcionamiento de Libros.com es sencillo: un autor tiene una idea para un libro; la concreta, empieza a desarrollarla y la propone en la plataforma; se lanza la campaña de financiación y se piden un número determinado de apoyos populares, dependiendo de quién es el autor y el tipo de proyecto presentado; si el libro obtiene los apoyos requeridos, el libro se imprime y el lector lo recibe junto a diversas recompensas en virtud de su apoyo. Hay que reseñar que el autor debe encargarse de registrar su obra y gestionar el ISBN personalmente

Las campañas suelen durar 30 días y posteriormente se tardan entre dos y tres meses en editar, maquetar e imprimir el volumen. Participar en la campaña supone una precompra del libro y una fuerte implicación al convertirse el futuro lector en mecenas y en el mejor publicista para la obra. Pero hay que aclarar que el mecenas no obtiene ningún beneficio económico por la venta de la obra, más allá de las recompensas que se establezcan.

Algunos de los libros editados por libros.com, de género muy variado. Entre ellos encontramos 
títulos de autores consagrados como Lorenzo Silva, o 'El cauterizador', del que ya hablamos en Starbooks.

La tirada media de la editorial es de unos 1.000 ejemplares (la media española está en torno a 3.000); cuentan con la ventaja de que gracias al mecenazgo pueden ajustar de forma muy precisa la cantidad de demanda. Por ello, apenas suelen contar con unos 50 ejemplares de cada título en stock. Si son necesarias posteriores ediciones, se imprimen sin necesidad de campaña y la gente puede reservar ejemplares

Hay que tener en cuenta que no se publica nada si no está previamente financiado. Los apoyos se definen como cuantitativos (suelen ser un mínimo de 70, aunque la media está en 50), pero comportan una cantidad monetaria determinada; según lo que aporte, el lector tiene derecho a determinadas recompensas: el libro en papel, el libro en ebook, acudir a presentaciones, conseguir manuscritos originales corregidos por el editor, cenas con el autor...

Se adelantan pasos porque mientras el autor va escribiendo la obra y la plataforma recauda la financiación, el lector puede ir viendo el proceso de creación, leer bocetos o capítulos sueltos, ver el diseño de la portada e ir opinando y generando feedback enriquecedor. Mientras, al autor se le proporciona guía y consejo si lo desea. El proceso es más transparente que en la edición tradicional porque el lector sabe en todo momento en qué estado está el proyecto, cómo se gesta y además forma parte de él. El lector opina pero no decide, en pos de garantizar la calidad que la editorial busca.


El escritor no recibe ningún beneficio económico de la campaña. Todo lo recaudado lo recibe Libros.com, que costeará con ello la impresión y la labor de mercadotecnia y promoción. La campaña sirve además para verificar la buen salud comercial del libro. Cubiertos los costes, Libros.com se queda un 30% de lo recaudado en la campaña. Tanto editorial como autor cuando ganan realmente es con la venta del libro. Los autores se llevan un 10% de los beneficios del libro en papel y un 70% de los ebooks

Desde la editorial intentaron poner en marcha un nuevo modelo de relación comercial con las librerías: en vez del habitual depósito del ejemplar en la librería y esperar a cobrar sólo si el libro se vendía, pretendían que las librerías compraran los libros por adelantado -incluso ofreciéndoles descuentos de hasta el 50%- no siendo luego Libros.com responsable si los ejemplares no se vendían. La estrategia no funcionó, salvo en dos o tres casos, por lo que abogaron por seguir el modelo habitual, pero confiando en libreros que cuiden especialmente el producto, hagan presentaciones, generen relaciones con futuros autores... Están también presentes en cadenas como Fnac, aunque no les gusta el sistema por cuestiones de márgenes escasos y filosofía. También trabajan con medios afines como JotDown

Hasta el momento se han financiado unos 70 títulos (sólo 10 no consiguieron el objetivo); el ratio de fracaso es pequeño, pero en la editorial quieren que sea aún menor, pues con lo que cuesta lanzar y mover una campaña cada vez irán más sobre seguro. No olvidemos que todo libro que se imprime en papel lleva aparejada su versión en ebook (sin DRM, porque se manifiestan abiertamente en contra). Su catálogo ofrece un 30% de libros electrónicos frente a un 70 % de libros impresos. Desde Libros.com afirman: “A la gente no le interesa el ebook, sino que desean comprar experiencias. Por eso los mecenas aparecen reflejados al final de los ejemplares”.


Es prioritario para la editorial cuidar el producto, tanto en términos de contenido como de edición, tipografía y diseño, gramaje de papel y cubiertas. Uno de los objetivos más urgentes es aumentar el ratio de mecenas recurrentes (los que compran más de un libro), que ahora mismo es del 5% de un total de 6.000-7.000 que han tenido, para lo que inciden en la transparencia del modelo y en la promoción en su blog y en redes sociales como Twitter o Facebook. La web pretenden que sea cada vez más una herramienta de compra y admiten que en el futuro se irán desprendiendo del mecenazgo

Respecto a géneros, trabajan especialmente con temas periodísticos, porque al ser aspectos de actualidad se venden mejor. Y también apuestan por recuperar y dar valor y actualidad a textos de autores fallecidos, sin derechos de autor. 

Ahora es un momento de transición para Libros.com. Son más selectivos y eligen títulos que puedan tener mayor repercusión y puedan dejar mayor margen, aunque la mayoría son aún primeros autores. Tanto buscan ellos a los autores como los autores recurren a ellos. Ya no necesitan un número fijo de libros al mes para subsistir. Buscan más autores, más reconocidos, más calidad, unificar los diseños de los libros y renovar la web, crear una mejor versión móvil de la misma (que ahora supone un 35% del tráfico), mantener un equipo de trabajo pequeño, aunque potente, y tener a un profesional exclusivo en labores de comunicación. Crecer sin excesos y poseer seguridad y holgura económica. En el futuro les gustaría distribuir ellos mismos y ganar mayor margen económico para ellos y el autor, en un equilibrio ideal entre ganar más dinero y vender más ejemplares.

Una crónica de Rubén Martín y Bea Lara.

No hay comentarios:

Publicar un comentario